Due Diligence

Home » ¿Qué es? » Due Diligence


¿Qué es la due diligence o diligencia debida?

La diligencia debida o due diligence es una investigación, auditoría o revisión realizada para confirmar los hechos de un asunto en consideración. En el mundo financiero, la due diligence requiere un examen de los registros financieros antes de realizar una transacción propuesta con otra parte.

Comprensión de la due diligence

La due diligence se convirtió en una práctica común (y un término común) en los EE.UU. con la aprobación de la Acta de Seguridad de 1933. Con esa ley, los agentes y corredores de valores pasaron a ser responsables de revelar plenamente la información material sobre los instrumentos que vendían. El hecho de no revelar esta información a los posibles inversores hacía que los corredores y agentes de bolsa se vieran obligados a iniciar un proceso penal.

Puntos Clave

  • El inversor individual puede llevar a cabo la due diligence en cualquier acción utilizando información pública fácilmente disponible.

  • La misma estrategia funcionará en muchos otros tipos de inversiones.

  • Mira los números de la compañías. Compare los números a lo largo del tiempo. Comparelos con sus competidores' números.

Los redactores de la ley reconocieron que exigir una divulgación completa dejaba a los comerciantes e intermediarios vulnerables a un enjuiciamiento injusto por no haber revelado un hecho material que no poseían o no podían haber conocido en el momento de la venta. Por lo tanto, la ley incluía una defensa legal: Mientras los comerciantes y corredores ejercieran "la debida diligencia" al investigar las empresas cuyas acciones estaban vendiendo, y revelaran plenamente los resultados, no podían ser considerados responsables de la información que no se descubriera durante la investigación.

Tipos de Due Diligence

La due diligence la realizan las empresas que están considerando la posibilidad de adquirir otras empresas, así como los analistas de investigación de valores, los administradores de fondos, los corredores de bolsa y los inversores particulares.

La due diligence de los inversores individuales es voluntaria. Sin embargo, los corredores de bolsa están legalmente obligados a realizar la due diligence en un valor antes de venderlo.

Due diligence para los inversores de acciones y los inversores de arranque

A continuación se presentan 10 pasos para que los inversores individuales actúen con la debida diligencia. La mayoría están relacionados con las acciones, pero en muchos casos pueden aplicarse a bonos, bienes raíces y muchas otras inversiones.

Después de esos 10 pasos hay algunos consejos para considerar una inversión en una empresa nueva.

Toda la información que necesita está disponible en los informes trimestrales y anuales de la empresa y en los perfiles de la empresa en los sitios web de noticias financieras y en los sitios de corretaje de descuentos.

Paso 1: Analizar la capitalización de la empresa

La capitalización de mercado de una empresa, o valor total, indica cuán volátil es el precio de las acciones, cuán amplia es su propiedad y el tamaño potencial de los mercados objetivo de la empresa.

Las empresas de gran y mega capitalización suelen tener corrientes de ingresos estables y una base de inversores amplia y diversa, lo que tiende a generar menos volatilidad. Las empresas de mediana y pequeña capitalización suelen tener mayores fluctuaciones en el precio de sus acciones y ganancias que las grandes corporaciones.

Paso 2: Tendencias de ingresos, ganancias y márgenes

La cuenta de resultados de la empresa tendrá una lista de sus ingresos o de sus ingresos o beneficios netos. Eso es lo esencial. Es importante monitorear las tendencias en el tiempo de los ingresos, gastos operativos, márgenes de ganancia y retorno sobre el capital de una compañía.

El margen de beneficios de la empresa se calcula dividiendo sus ingresos netos por sus ingresos. Es mejor analizar el margen de ganancia durante varios trimestres o años y comparar esos resultados con las empresas de la misma industria para obtener alguna perspectiva.

Paso 3: Competidores e Industrias

Ahora que tienes una idea de cuán grande es la compañía y cuánto gana, es hora de medir la industria en la que opera y su competencia. Cada empresa se define en parte por su competencia.

Compara los márgenes de beneficio de dos o tres de sus competidores. ¿Es la empresa líder en su industria o en sus mercados objetivo específicos? Y, ¿está creciendo esa industria?

La realización de la debida diligencia en varias empresas de la misma industria puede dar a un inversor una enorme visión de cómo se está desempeñando la industria y qué empresas tienen la ventaja en ella.

Paso 4: Múltiplos de valoración

Para evaluar las empresas se utilizan muchos coeficientes y mediciones financieras, pero tres de los más útiles son la relación precio/beneficios (P/E), la relación precio/beneficios/crecimiento (PEG), y la relación precio/ventas (P/S). Usted 'encontrará estos ya calculados para usted en sitios web como Yahoo! Finanzas.

Al investigar los ratios de una compañía, compara varios de sus competidores. Puede que te encuentres cada vez más interesado en un competidor.

  • La relación P/E te da una idea general de cuánta expectativa se construye en el precio de las acciones de la compañía. Es una buena idea examinar este ratio en unos pocos años para asegurarse de que el trimestre actual no es una aberración.

  • La relación precio/valor contable (P/B), el múltiplo de empresa y la relación precio/ventas (o ingresos) miden la valoración de la empresa en relación con su deuda, sus ingresos anuales y su balance. La comparación entre pares es importante aquí porque los rangos saludables difieren de una industria a otra.

  • La relación PEG sugiere las expectativas de los inversores en cuanto al crecimiento futuro de las ganancias de la empresa y cómo se compara con el múltiplo de ganancias actual. Las acciones con ratios PEG cercanos a uno se consideran valoradas de forma justa en condiciones normales de mercado.

Paso 5: Gestión y propiedad de las acciones

¿La empresa sigue siendo dirigida por sus fundadores, o la junta directiva ha barajado muchas caras nuevas? Las empresas más jóvenes tienden a ser dirigidas por sus fundadores. Investiguen las biografías de los directivos para averiguar su nivel de conocimientos y experiencia. La información biológica se puede encontrar en el sitio web de la compañía y los APOS.

P/E ratio le da una idea de las expectativas que los inversores tienen para el rendimiento de la bolsa a corto plazo.

Averigua si los fundadores y ejecutivos tienen una alta proporción de acciones y si han estado vendiendo acciones recientemente. La alta propiedad de los altos directivos es una ventaja y la baja propiedad es una bandera roja. Los accionistas tienden a ser mejor servidos cuando los que dirigen la compañía tienen un interés personal en el rendimiento de las acciones.

Paso 6: Balance

El balance consolidado de la empresa mostrará sus activos y pasivos, así como la cantidad de efectivo disponible.

Comprueba el nivel de deuda de la compañía y cómo se compara con otros en la industria. La deuda no es necesariamente algo malo, dependiendo del modelo de negocios de la compañía y la industria. Pero asegúrese de que esas deudas sean altamente calificadas por las agencias de calificación.

Algunas empresas e industrias enteras, como la del petróleo y el gas, son muy intensivas en capital, mientras que otras requieren pocos activos fijos e inversiones de capital. Determine la relación entre deuda y capital para ver cuánto capital positivo tiene la empresa. Típicamente, cuanto más dinero en efectivo genera una empresa, mejor es la inversión que puede hacer. Es capaz de cumplir con sus deudas y aún así crecer.

Si las cifras del total de activos, del total de pasivos y del capital social cambian sustancialmente de un año a otro, trate de averiguar por qué. La lectura de las notas a pie de página que acompañan a los estados financieros y a la discusión de la dirección en los informes trimestrales o anuales puede arrojar luz sobre lo que realmente ocurre en la empresa. Podría estar preparándose para el lanzamiento de un nuevo producto, acumulando ganancias retenidas, o en un estado de declive financiero.

Paso 7: Historia del precio de las acciones

Los inversionistas deben investigar tanto el movimiento de los precios a corto y largo plazo de las acciones y si éstas han sido volátiles o estables. Comparar los beneficios generados históricamente y determinar cómo se correlacionan con el movimiento de los precios.

Tenga en cuenta que el rendimiento pasado no garantiza los movimientos futuros de los precios. Si usted' es un jubilado buscando dividendos, por ejemplo, puede que no quiera un precio volátil de las acciones. Las acciones que son continuamente volátiles tienden a tener accionistas a corto plazo, lo que puede añadir factores de riesgo adicionales para ciertos inversores.

Paso 8: Posibilidades de dilución de existencias

Los inversores deben saber cuántas acciones tiene la empresa en circulación y cómo ese número se relaciona con la competencia. ¿La empresa planea emitir más acciones? Si es así, el precio de las acciones podría sufrir un golpe.

Paso 9: Expectativas

Los inversores deberían averiguar cuál es el consenso de los analistas de Wall Street para el crecimiento de las ganancias, los ingresos y los beneficios estimados para los próximos dos o tres años. Los inversionistas también deben buscar discusiones sobre las tendencias a largo plazo que afectan a la industria y noticias específicas de la compañía sobre asociaciones, empresas conjuntas, propiedad intelectual y nuevos productos o servicios.

Paso 10: Examinar los riesgos a largo y corto plazo

Asegúrese de entender tanto los riesgos de la industria como los riesgos específicos de la empresa. ¿Hay asuntos legales o reglamentarios pendientes? ¿Hay una gestión inestable?

Los inversores deben mantener una actitud saludable, como la del abogado del diablo en todo momento, imaginando los peores escenarios posibles y sus posibles resultados en las acciones. Si un nuevo producto falla o un competidor saca adelante un nuevo y mejor producto, ¿cómo afectaría esto a la empresa? ¿Cómo afectaría a la empresa un aumento de los tipos de interés?

Una vez que hayan completado los pasos descritos anteriormente, tendrán una mejor idea del desempeño de la compañía y de cómo se compara con la competencia. Usted está listo para tomar una decisión sensata.

Fundamentos de la due diligence para las inversiones de puesta en marcha

Cuando se considera la posibilidad de invertir en un startup, algunos de los 10 pasos anteriores son apropiados, mientras que otros simplemente no son posibles porque la empresa no tiene el historial. Aquí hay algunos movimientos específicos para la puesta en marcha.

  • Incluya una estrategia de salida. Más del 50% de los arranques fallan en los primeros dos años. Planifique una estrategia para recuperar su dinero en caso de que el negocio fracase.

  • Considere la posibilidad de entrar en una sociedad: Los socios dividen el capital y el riesgo, así que pierden menos si el negocio fracasa.

  • Piense en la estrategia de cosecha para su inversión. Las empresas prometedoras pueden fracasar debido a un cambio en la tecnología, la política gubernamental o las condiciones del mercado. Esté atento a las nuevas tendencias, tecnologías y marcas, y prepárese para cosechar cuando descubra que el negocio puede no prosperar con los cambios.

  • Elija una empresa nueva con productos prometedores. Dado que la mayoría de las inversiones se cosechan después de cinco años, es aconsejable invertir en productos que tengan un rendimiento de la inversión (ROI) cada vez mayor durante ese período.

  • En lugar de cifras duras sobre el rendimiento anterior, examine el plan de crecimiento de la empresa y evalúe si parece ser realista.

Consideraciones especiales: Due diligence suave y dura

En el mundo de las fusiones y adquisiciones (M&A), existe una delimitación entre "duro" y "blando" en las due diligence.

'Hard' la due diligence se refiere a los números. 'Soft' la due diligence se refiere a las personas, dentro de la empresa y en su base de clientes.

En la actividad tradicional de M&A, la empresa adquirente despliega analistas de riesgo que realizan la debida diligencia estudiando los costos, los beneficios, las estructuras, los activos y los pasivos. Eso se conoce coloquialmente como "hard due diligence".

Sin embargo, cada vez más, los acuerdos de M&A también están sujetos al estudio de la cultura, la gestión y otros elementos humanos de una empresa. Eso se conoce como "soft due diligence".

La dura due diligence, impulsada por las matemáticas y las legalidades, es susceptible de interpretaciones rosas por parte de vendedores ansiosos. La debida diligencia suave actúa como un contrapeso cuando los números están siendo manipulados o sobrevalorados.

Hay muchos impulsores del éxito empresarial que los números no pueden captar plenamente, como las relaciones con los empleados, la cultura corporativa y el liderazgo. Cuando los negocios de M&A fracasan, como lo hace más del 50% de ellos, es a menudo porque se ignora el elemento humano.