Cloud Computing (Computación en la nube)

Home » ¿Qué es? » Cloud Computing (Computación en la nube)


¿Qué es la computación en la nube?

La computación en nube o cloud computing es la entrega de diferentes servicios a través de Internet. Estos recursos incluyen herramientas y aplicaciones como el almacenamiento de datos, servidores, bases de datos, redes y software.

En lugar de mantener los archivos en un disco duro propietario o en un dispositivo de almacenamiento local, el almacenamiento basado en la nube permite guardarlos en una base de datos remota. Mientras un dispositivo electrónico tenga acceso a la web, tiene acceso a los datos y a los programas de software para ejecutarlos.

La computación en nube es una opción popular para las personas y las empresas por varias razones, entre ellas el ahorro de costos, el aumento de la productividad, la velocidad y la eficiencia, el rendimiento y la seguridad.

Entendiendo el cloud computing

La computación en la nube se llama así porque la información a la que se accede se encuentra a distancia en la nube o en un espacio virtual. Las empresas que prestan servicios en la nube permiten a los usuarios almacenar archivos y aplicaciones en servidores remotos y luego acceder a todos los datos a través de la Internet. Esto significa que no es necesario que el usuario esté en un lugar específico para acceder a él, lo que le permite trabajar a distancia.

El cloud computing elimina todo el trabajo pesado que implica el procesamiento de datos del dispositivo que lleva consigo o en el que se sienta a trabajar. También traslada todo ese trabajo a enormes grupos de computadoras muy lejos en el ciberespacio. La Internet se convierte en la nube, y voilà, tus datos, trabajo y aplicaciones están disponibles desde cualquier dispositivo con el que te puedas conectar a la Internet, en cualquier parte del mundo.

La computación en la nube puede ser tanto pública como privada. Los servicios públicos de nubes ofrecen sus servicios a través de la Internet por una tarifa. Los servicios privados de nube, en cambio, sólo prestan servicios a un determinado número de personas. Estos servicios son un sistema de redes que suministran servicios alojados. También existe una opción híbrida, que combina elementos de los servicios tanto públicos como privados.

CLAVES

  • La computación en nube es la prestación de diferentes servicios a través de la Internet, incluyendo el almacenamiento de datos, servidores, bases de datos, redes y software.

  • El almacenamiento basado en la nube permite guardar archivos en una base de datos remota y recuperarlos a petición.

  • Los servicios pueden ser tanto públicos como privados: los servicios públicos se prestan en línea por una tarifa, mientras que los servicios privados se alojan en una red para clientes específicos.

Tipos de servicios en la nube

Independientemente del tipo de servicio, los servicios de computación en la nube ofrecen a los usuarios una serie de funciones, entre ellas:

  • Correo electrónico

  • Almacenamiento, copia de seguridad y recuperación de datos

  • Creando y probando aplicaciones

  • Analizando los datos

  • Transmisión de audio y video

  • Entrega de software a pedido

La computación en nube es todavía un servicio bastante nuevo, pero está siendo utilizado por un número de organizaciones diferentes, desde grandes corporaciones hasta pequeñas empresas, desde organizaciones sin fines de lucro hasta agencias gubernamentales, e incluso consumidores individuales.

Modelos de despliegue

Hay varios tipos de nubes, cada una de las cuales es diferente de la otra. Las nubes públicas prestan sus servicios en servidores y almacenamiento en Internet. Estos son operados por terceras compañías, que manejan y controlan todo el hardware, el software y la infraestructura general. Los clientes acceden a los servicios a través de cuentas a las que puede acceder prácticamente cualquier persona.

Las nubes privadas se reservan para una clientela específica, generalmente una empresa u organización. El centro de servicios de datos de la empresa puede albergar el servicio de computación en nube. Muchos servicios privados de computación en nube se prestan en una red privada.

Las nubes híbridas son, como su nombre indica, una combinación de servicios públicos y privados. Este tipo de modelo permite al usuario una mayor flexibilidad y ayuda a optimizar la infraestructura y la seguridad del usuario.

Entre las formas más recientes de servicios de computación en nube figuran la nube comunitaria, la gran nube de datos y la nube múltiple.

Tipos de computación en la nube

La computación en nube no es una pieza única de tecnología como un microchip o un teléfono celular. Más bien, es un sistema compuesto principalmente por tres servicios: software como servicio (SaaS), infraestructura como servicio (IaaS) y plataforma como servicio (PaaS).

  1. El Software-as-a-service (SaaS) implica la licencia de una aplicación de software a los clientes. Las licencias se proporcionan típicamente a través de un modelo de pago por uso o por demanda. Este tipo de sistema se puede encontrar en el Microsoft Office 365.

  2. La infraestructura como servicio (IaaS) implica un método para entregar todo, desde los sistemas operativos hasta los servidores y el almacenamiento, a través de una conectividad basada en IP como parte de un servicio a pedido. Los clientes pueden evitar la necesidad de comprar software o servidores y, en cambio, adquirir estos recursos en un servicio externo a pedido. Ejemplos populares del sistema IaaS incluyen IBM Cloud y Microsoft Azure.

  3. La plataforma como servicio (PaaS) se considera la más compleja de las tres capas de la computación basada en la nube. La PaaS comparte algunas similitudes con el SaaS, la principal diferencia es que en lugar de entregar el software en línea, es en realidad una plataforma para crear software que se entrega a través de Internet. Este modelo incluye plataformas como Salesforce.com y Heroku.

Ventajas de la computación en nube

El software basado en la nube ofrece a las empresas de todos los sectores una serie de ventajas, entre ellas la posibilidad de utilizar el software desde cualquier dispositivo, ya sea a través de una aplicación nativa o de un navegador. Como resultado, los usuarios pueden llevar sus archivos y configuraciones a otros dispositivos de una manera totalmente transparente.

La computación en nube es mucho más que el simple acceso a archivos en múltiples dispositivos. Gracias a los servicios de computación en nube, los usuarios pueden revisar su correo electrónico en cualquier computadora e incluso almacenar archivos utilizando servicios como Dropbox y Google Drive. Los servicios de computación en nube también hacen posible que los usuarios hagan copias de seguridad de su música, archivos y fotos, asegurándose de que esos archivos estén disponibles inmediatamente en caso de un fallo del disco duro.

También ofrece a las grandes empresas un enorme potencial de ahorro de costes. Antes de que la nube se convirtiera en una alternativa viable, las empresas debían adquirir, construir y mantener una costosa tecnología e infraestructura de gestión de la información. Las empresas pueden intercambiar costosos centros de servidores y departamentos de TI por conexiones rápidas a Internet, donde los empleados interactúan con la nube en línea para completar sus tareas.

La estructura de la nube permite a los individuos ahorrar espacio de almacenamiento en sus computadoras de escritorio o portátiles. También permite a los usuarios actualizar el software más rápidamente porque las empresas de software pueden ofrecer sus productos a través de la web en lugar de a través de métodos más tradicionales y tangibles que implican discos o memorias flash. Por ejemplo, los clientes de Adobe pueden acceder a las aplicaciones de su Nube Creativa a través de una suscripción basada en Internet. Esto permite a los usuarios descargar fácilmente nuevas versiones y correcciones de sus programas.

Desventajas de la Nube

Con toda la velocidad, eficiencia e innovaciones que vienen con la computación en nube, hay, naturalmente, riesgos.

La seguridad siempre ha sido una gran preocupación con la nube, especialmente cuando se trata de registros médicos e información financiera sensible. Si bien los reglamentos obligan a los servicios de computación en nube a reforzar sus medidas de seguridad y cumplimiento, sigue siendo un problema constante. La encriptación protege la información vital, pero si esa clave de encriptación se pierde, los datos desaparecen.

Los servidores mantenidos por las empresas de computación en nube también pueden ser víctimas de desastres naturales, errores internos y cortes de energía. El alcance geográfico de la computación en la nube corta en ambos sentidos: Un apagón en California podría paralizar a los usuarios en Nueva York, y una empresa en Texas podría perder sus datos si algo causa el colapso de su proveedor en Maine.

Como con cualquier tecnología, hay una curva de aprendizaje tanto para los empleados como para los gerentes. Pero con muchos individuos accediendo y manipulando la información a través de un solo portal, los errores involuntarios pueden transferirse a través de todo un sistema.

El mundo de los negocios

Las empresas pueden emplear la computación en nube de diferentes maneras. Algunos usuarios mantienen todas las aplicaciones y datos en la nube, mientras que otros utilizan un modelo híbrido, manteniendo ciertas aplicaciones y datos en servidores privados y otros en la nube.

En cuanto a la prestación de servicios, los grandes actores en el ámbito de la computación corporativa incluyen:

  • Google Cloud

  • Amazon Web Services (AWS)

  • Microsoft Azure

  • IBM Cloud

  • Alibaba Cloud

Amazon Web Services es 100% público e incluye un modelo de pago por uso y subcontratación. Una vez que estés en la plataforma, puedes inscribirte para obtener aplicaciones y servicios adicionales. Microsoft Azure permite a los clientes mantener algunos datos en sus propios sitios. Mientras tanto, Alibaba Cloud es una subsidiaria del Grupo Alibaba.